De reseñas y otros pecados capitales

,
De los siete pecados capitales proclamados por la moral cristiana (pesada cadena donde las haya) incurro en mayor o menor medida en todos, si bien sobresalgo en cuatro: Gula, Ira, Soberbia y, ay, Pereza. Es precisamente por pereza que no he…

Herramientas del oficio, v: Software para escritores: Alternativas a Scrivener

Quedaba pendiente comentar las principales alternativas a Scrivener, software especializado en satisfacer las necesidades del escritor más allá del procesador de textos de toda la vida, del cual hablamos en la cuarta entrega de esta serie. (A…

Sobre la autopublicación y otras hogueras de las vanidades

Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento,…

Herramientas del oficio, iv: Software para escritores: Scrivener

Hace poco, durante una conversación con un amigo, surgió el tema de los programas de escritura creativa. Básicamente, mi amigo no tenía ni pajolera idea de a qué leches me refería. Cuando se lo expliqué —más o menos, no estuve muy…